Cambiando las cadenas por telarañas

Posted in Comentarios on octubre 18, 2008 by transmigración

Lo esencial es dejar de ser estupido y darse cuenta de que todo aquello que se mantiene igual administrativamente, mantendrá los mismos resultados. No importa quien sea, cuales sean los ideales, que tan bonito o que tan inteligente pueda parecer, solamente estar mucho tiempo en una situación de poderío lo va a corromper. ¿Por qué? Porque a menudo el poder no esta sustentado en bases ni sólidas, ni honestas, y para mantenerlo corriendo, tienes que correr también en sus pistas, y correr mucho rato te agota, mientras quedarte con el sudor, te termina por resfriar.
Ahí es donde podemos actuar todos los desganados que no nos inscribimos, y aquellos que están inscritos también. Hay que meterse y poner las cosas en la balanza, generar movimiento en el círculo del poder votando siempre por aquel que ha estado más alejado del mandato. Estos personajes están desde un principio obligados a responder positivamente a las exigencias de un pueblo que les observa y juzga cercanamente. También se rompen (al menos un poco) los juegos de influencia que han armado aquellos que están instalados, especialmente como lo es el caso de la Concertación que hasta ha seguido un patrón de dinastía en su asignación de cargos.
Si ya estuvo la Concertación, vota por la derecha, después vota por el comunismo, el ecologismo: siempre cambia. Porque todos los partidos son lo mismo, una venta de imagen con ganas de subirse al poder y mantenerse ahí, independiente si hay personas idealistas trabajando en ellos o no. Y cada partido en su periodo va a dar lo mejor de si para convencernos de que debemos reelegirlos, pero nosotros seremos más astutos y les daremos una patada en la raja a todos devueltas a sus despreciables guaridas donde tendrán que pensar en algo nuevo que hacer si quieren volver.
Me preocupa que en Valdivia haya gente que esta actuando con fuerza para ayudar a la comunidad y tienen posibilidades casi nulas de salir en estas elecciones. Mientras tanto, Bernardo Berger, que ha plagado la calle con sus carteles, que ha gastado millones en hacerse campaña para su reelección, que no hizo nada por detener la asquerosidad que dejó CELCO, se ve con la mayor probabilidad de salir reelecto y seguir el mismo curso que quizás da una impresión de “progreso”, pero no soluciona los problemas sociales que estamos viviendo.
Cuatro años son suficientes… incluso es el punto preciso donde debería renovarse la administración, para mantener una visión sana y transparente de lo que ocurre.
Con hacer esto lograríamos evitar que se formen pesadas cadenas, las cuales son unidireccionales, manipuladoras y difíciles de sacarse, y permitiríamos telarañas, enriquecidas por las miles de posibilidades a seguir, y en caso de atraparnos serían fáciles de desarmar.
Si no me equivoco, aquí le he planteado una llave que puede abrir muchas puertas, y que es necesario tomarse en cuenta si queremos algún cambio, especialmente por aquellos que no creen en el voto. Yo acabo de empezar a creer, no es la única herramienta pero de seguro puede lograr algo.

Volver

meditación furtiva

Posted in Comentarios on octubre 16, 2008 by transmigración

Tengo la depresión de un conejo castrado, pero da igual… tengo una herramienta para superar eso, se llama la supertranquita ocho mil a base de combustibles fósiles y mentiras descaradas por el farsante que llevo dentro. Todo eso se traduce a escribir mientras creo que Dios me mira juzgando severamente todo lo que corto con mi machete. Es mi mejor amigo, siempre ha sabido aquello que me gusta destruir y lo hace por mí sin esperar nada. ¿Qué es lo peor que podría pasarte, si ya te esta pasando? Mucha gente no entiende cuando te escapas por un tubo de lencería y buscas la mejor prenda para taparte el rabo en una columna egipcia de mirones indiscriminados. Mira que es lo que pasa ahora mientras te escapas de mis brazos, ahora quizás te sientes feliz y sola, pero yo se que te gustaba mientras te pasaba mis manos con intenciones de navaja por tu cuello tan blandito y suave, perra putrefacta bailadora de treinta mil señores enanos. Cuando éramos chicos bailábamos y saltábamos una cuerda de fiambre, como si los perros no la quisieran comer, al final teníamos que arrancar detrás de un escalón gigante que estaba armado por puros tachos de basura. Ya hace mucho tiempo que escucho este mismo disco, parece que sin preguntar ha llegado a mi cabeza y se ha instalado con una industria pesquera, ni siquiera se que tiene de especial que lo escucho y escribo al ritmo de cien demonios remando en un barco de juguete, en una piscina de uranio a punto de hacer fusión nuclear. Yo se que esto se dirige al puto infierno, es donde quiero caer ahora, en un lugar donde el caos sea interminable, donde nadie me pueda decir que existe una mierda de bien, porque NO LO EXISTE, PUTOS DE MIERDA. Estoy tan tranquilo aquí, en una silla de plástico cubierta de flores, melones y mujeres transexuales que me echan aire fresco con planillas de acero. Nadie me cree, no saben lo egocéntrico que soy mientras me masturbo en la cara de un ídolo infantil, y caigo de frente en la mesa de vidrio, ya cuantos golpes van no importa, solamente se que cada uno triza esto un poco más, tengan miedo de cuando rompa esta plataforma de arco iris, sin más propósito que sentarme arriba de un electrocutador ajustado para gente con déficit atenciónal. Tengo frío en medio del horno. Tengo frío en medio del horno. Tengo frío en medio del horno. Tengo frío en medio del horno. Recuerdo que cuando chico jugaba con una pelota grande y azul, rebotaba con solo tocarla. Fue mi primera experiencia sexual, cuando se cayó en la casa de la vecina, una vieja esquizofrenica que hablaba con lo que no vemos, y me dio duro y parejo encima de mi pelota. Mierdas de traumas, en mi cabeza, y nadie lo sabe, por primera vez lo escribo y debo decir que me excita un poco. Jajajajaja, quien haya leído hasta aquí de seguro lo esta disfrutando, pues déjame decirte que estas cagado, igual que todos, y no dejes que te convenzan de lo contrario, pues te volverás sano y triste. Por su puesto que eso es relativo, la alegría de irse a la chucha no es comparable con estar normal, el hecho de que mi sinceridad y desgracia me cause gracia, no es algo compatible con todo esto, y todos ustedes lo saben, lo entretenido que es seguir escribiendo para aquellos que fueron capaces de leer más allá de las primeras líneas. Eso es la verdad, esto un ensayo de mierda que prueba las capacidades del intelecto humano, y finalmente puede decir, “estas en el nivel”, explótalo o púdrete en aquello que no lograste.

No somos delincuentes! / El miedo a expresarse

Posted in Comentarios on octubre 11, 2008 by transmigración

Esta es probablemente la parte más fea y por ende interesante de mi investigación (somos seres morbosos hay que ser conciente de ello). Me causó desconcierto de que de los siete vendedores que quise entrevistar, solo dos me concedieron la entrevista. Me acercaba diciéndoles “hola, soy estudiante de periodismo y estoy tratando de construir un medio independiente, que recoja y saque a la luz las inquietudes de quienes se mueven en la calle”, y no pareció causar buenas respuestas. Me preocupé, pensé “soy un fracaso periodístico, quizás deba suicidarme ahora mismo, antes de pasar una vida de miseria, mal pagado, haciendo un mal trabajo y sin ayudar ni a mi propia mierda salir por mi triste trasero”, pero una señora me salvó de esos pensamientos. No me quiso contestar preguntas pero si me dio respuestas. Repitió muchas veces “no somos delincuentes”, y se manifestó un tanto paranoica con respecto a los pacos, porque la echaban de ahí, porque habían convertido de su forma de sobrevivir en un acto criminal. Y probablemente era el caso de muchos otros que no cedieron a hablar conmigo. Entonces me pregunto que chucha pasa en este país cuando la gente que se trata de ganar las chauchas para el día son tratados como delincuentes, y empresarios que arrasan con todo para llenar su avaricia son invitados, considerados caballeros de honor, y protegidos a toda costa por el gobierno.

Me causa cierta risa! ¿Cuál es el crimen en vender gomitas de eucalipto? Jajajoajoaja! Es chistoso ¿no? ¿No habrá más crimen en los monocultivos de eucalipto que dejan la tierra seca y muerta? ¿Qué crimen hay en vender zanahorias en la calle? ¿Será mejor en un lugar donde parece discoteca y hasta te venden la luz que ellos ocupan?

Adelante vendedores callejeros, ya lograremos mejorar esto, pero hay que hablar, hablar y terminar gritando para cambiar algo.

Volver

Hector Soto Ulloa

Posted in Comentarios on octubre 11, 2008 by transmigración

Hector Soto Ulloa tiene 36 años, es casado y tiene tres hijos de los cuales dos están estudiando, y el otro pronto entrará a la escuela. Vive en Antilhue y viaja todos los días a instalarse frente a la plaza, donde vende libros, calugas y otras cosas. Empezó hace ocho años después de haber hecho el servicio militar y haberse visto incapacitado para terminar su enseñanza media. “Al principio me dio vergüenza” me dijo, “pero que, la vergüenza es pa` puro andarse cagando”, y cuanta razón tiene, pensé. “Esto es una pega limpia, no le hacemos daño a nadie”, nuevamente estuve de acuerdo, pero me pregunté si es que el Estado lo estaba. Me dijo que el Estado jamás lo había apoyado en su negocio, pero si había dado algunas ayudas para su casa, vestimenta y algunas inundaciones. Después hablamos un rato informalmente (no es que haya sido muy formal la conversación, pero saque la grabadora y se relajó mucho más el asunto), y me dijo que ya es hora de que alguien saque a la luz cosas como estas, que si saldría esto en algún medio. Le dije que lamentablemente solo soy un estudiante sin dinero y lo veo difícil, pero ya lo haremos, ya podremos dar una lucha en este mundo, para eso hemos nacido…

Volver

Gina

Posted in Comentarios on octubre 11, 2008 by transmigración

Gina es un caso similar, lleva 15 años vendiendo en las calles, y comenzó de la necesidad de criar a su hijo. Ahora tiene 3 hijos, y el trabajo es más duro. Gina ha construido todo lo que tiene con su propio esfuerzo, y la única ayuda que se le ha brindado fue 1.200.000 pesos (por el SERVIU) para construir una casa en un terreno del cual ella era dueña. La mitad de eso se lo llevó la constructora y les alcanzó para hacer una media agua. No le quité más tiempo pues estaba trabajando.

Volver

El segundo ataque

Posted in Comentarios on octubre 11, 2008 by transmigración

Seguimos caminando, enojados, furiosos, decepcionados y tristes por una calle de maniquís que exigían cigarros, o tiraban tallas mientras nos chorreaba la sangre.
Justo cuando empezaba a tomarlo con más humor, veo que en la esquina de la “Yungay” están agarrando a otro, “ah no, aquí se fueron a la mierda”, y nos tiramos corriendo a defenderlo… saqué mi grabadora pensando que los iba a hacer comportarse, lamentablemente una grabadora de voz no les causa miedo, y como hemos visto en otras ocasiones, ningún tipo de grabadora les da. Ahora escucho la grabación: “Lagos 946410-V (o B, la jodí con no especificar), Cid 966233-T” le hablo a la grabadora, mientras veo las placas… “graba nomás, graba todo esto” me dice alguien por ahí, los carabineros se ponen cada vez más violentos. Me doy cuenta de que mi cabeza esta sangrando a chorros, alguien lo comenta y me saca fotos de la herida. “Nos vamos pa la casa, nos vamos yendo” suplica la voz de una mujer, mientras los pacos acorralan a y tratan de reducir a uno de ellos que trata de arreglarla por las buenas. [Gritos, insultos]. Me escucho gritando “oye ahí si que la cagaron!” y recuerdo que fue porque le pegaron a una chica, con un palo sin razón, la tiraron al suelo y le dijeron “cabra de mierda”. “Quien mierda se creen” les dicen, “porque le van a pegar a las cabras”, pura desesperación de parte nuestra, pura frialdad en sus ojos. “Son pura mierda, son pura mierda, SON PURA MIERDA!!” gritan, y se siente la tristeza rabiosa del momento mientras suben a tres al bus de la miseria. Quizás fue el golpe que me dejo medio leso, pero me da un ataque de risa todo esto, me río de lo absurdo, me da risa este mundo.
Me siento mal a estas alturas y en el camino me pillo a unos amigos que me llevan al hospital. Con puntos en la cabeza he terminado por caminar despacio, en una noche donde las bestias aullaban sus ganas de lucha. Es difícil saber quien es tu enemigo en este mundo, cuando los encargados de la seguridad pública te sacan la mierda al salir de una fiesta que el alcalde te invitó, y quedas desorientado y herido en la calle de los vampiros.

Volver

Guillermo Cabrera

Posted in Comedias criminales on septiembre 12, 2008 by transmigración

A un ídolo

Guillermo Cabrera fue lo que muchos llamarían el criminal más grande del siglo 21. Para nosotros, prófugos de la justicia y las cadenas eléctricas, que brindan una horrenda tortura cada día a nuestras mentes, el fue el último héroe de este planeta. Escribo aquí pues quizás este sea nuestro ultimo día, y como tal, pienso dejar algo para cuando no vuelva a despertar.

Guillermo fue un ecologista que trabajó toda su vida por restaurar la naturaleza en un mundo que día a día plasmaba fuego y metal sobre ella. Tenía gran afición por las plantas, y recogía de cada una virtudes que nadie se imaginaría. Siempre luchó por lograr que se respetara la vida, y fue así como fue a caer preso, después de denunciar a una empresa por envenenar el suelo de un bosque que querían depredar. A pesar de tener pruebas concretas de que esto ocurría, la empresa salió vencedora, evidente corrupción que, a esas alturas, ya era aceptada por la gente.

Diez años en cárcel fue su condena, y también la de sus carceleros. A pesar de que siempre había sido muy humano en su forma de pensar, todos esos años preso fueron una constante acumulación de odio contra la sociedad, que preferían babear cemento sobre el mundo, mientras mentía y engañaba aceleradamente para seguir engordando sus cachetes contra su cerebro. Al salir de la cárcel, se encerró en su casa he hizo de ella un laboratorio. Ahí comenzó a experimentar todo tipo de cosas con sus plantas, incluso se cortó un dedo y trato de reemplazarlo con una raíz de árbol, lo que evidentemente no resultó. Todos pensaron que se había vuelto loco, pero la verdad es que su cabeza nunca había funcionado mejor. Finalmente obtuvo resultados que le gustaron al haber estado a punto de morir por el polen de una flor que el había creado genéticamente. Siguió experimentando, haciendo que el polen cause una muerte casi instantánea, y agilizó el proceso de la planta, además logró que creciera en enredaderas.

Finalmente se decidió a llevar su invención como regalo a sus carceleros, cuando recién salían los primeros brotes. En tres meses habían crecido considerablemente las enredaderas, y finalmente florecieron, dando muerte a todos quienes entraban a la cárcel. Siguió creciendo la planta a una enorme velocidad, llegando a destruir y asesinar una ciudad entera. Guillermo había creado un monstruo, y lo celebraba cada día, pues el renacimiento de la naturaleza vendría de su creación. Una vez destruida la ciudad, el ejército se encargó de destruir la enredadera, y sin embargo si quedaba algún brote vivo volvía a crecer. Guillermo fue arrestado una vez más, con cadena perpetua, dejando una gran cantidad de conocimiento en su casa, el cual contenía soluciones para muchas cosas en este mundo, soluciones que a nadie le interesan, pues los problemas son su negocio. Aquí, querido lector, te dejamos el legado de Guillermo, sus estudios, su vida, y sus semillas, quizás nuestra última esperanza de salvación, y probablemente la tuya, adiós amigo.