cosecha de pesadillas

La moda más grande de todos los tiempos ha sido esconder los sueños poco convencionales en un cajón con llave, el cual es vigilado por la neurona más grande y bruta que puede poseer el cerebro. Puede ser que los humanos temen a las semillas del caos y sus posibilidades infinitas, y por tanto sufren de miedos enormes cuando sueñan cosas como follarse ancianos en un hospitalmasturbarse en una reunión, matar a familiaresincendiar casas de sus amigos, ver su cuerpo decapitado mientras su cabeza sigue flotando en el aire, etc. Todos estos sueños parecen ser la necesidad de un salto indireccional, a tomar una probadita de la vida sin parámetros, o en el peor de los casos, emborracharse hasta no recordar que mierda sueñan.

Ahora imagina que esto es un sueño y que en la escena anterior estabas comiéndote una guagua mientras esta iba saliendo de la vagina de una mujer y un montón de maniquís te alientan a hacerlo, riéndose a carcajadas.

Pronto estas frente a un computador leyendo este texto, el cual en realidad esta dirigido especialmente a ti. ¿Cuales serían las sensaciones? Probablemente intentarías borrarlo de tu memoria y olvidar una escena tan asquerosa. Pero estos sueños son imborrables, solo los puedes esconder por un tiempo, hasta que finalmente toman posesión de una parte tuya sin que lo sepas. Y son vengativos, porque te quisieron hablar y no quisiste escuchar, actúan como un dolor que no eres capaz de identificar. ¿Para que ignorar la evidente enseñanza de las generosas pesadillas? En un sueño como ese esta una madre pariendo, evidentemente esta presente la natalidad, que puede referirse al nacimiento de tanto cosas físicas como abstractas. El hecho de estar devorando al nacido, es que no te has dispuesto a aceptar tu sed de innovación mientras permites que caras de plástico sean tus jueces y guías. Por supuesto pueden haber mil interpretaciones más y eso demuestra lo importante que es amar a las pesadillasDejo una invitación a explorar el terror, y a la tortura personal, el alivio posterior puede más agradable que el bajón después de la euforia, quizás es la unión entre cuantos puntos extremos podamos encontrar, algo digno de llamar paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: